toggle menu
Structuralia
Tecnología

Ingenieros y arquitectos siguen mostrándose optimistas ante el futuro profesional

Los primeros resultados del Barómetro sobre las perspectivas de los profesionales de las infraestructuras y la ingeniería, realizado por Structuralia, muestran también un mayor interés por las nuevas tecnologías en estos sectores.

Como viene siendo habitual en los últimos años, Structuralia, una de las más importantes escuelas de formación de posgrado especializada en infraestructuras, arquitectura, energía e industria, está elaborando su Barómetro sobre las perspectivas de los profesionales de las infraestructuras y la ingeniería.

La 4ª edición de este reporte se publicará próximamente, aunque se conocen ya algunos de sus resultados más destacados, los cuales se avanzan a continuación.

A nivel global, el 62% de los encuestados considera que mantendrá su puesto de trabajo el año que viene. Si nos fijamos por regiones, en el caso de los profesionales latinoamericanos esta cifra asciende al 76%, y algunos, incluso, van más allá y se perfilan más optimistas al considerar muy probable un ascenso profesional (27%), lo que evidencia el buen momento por el que pasa el colectivo de los ingenieros y arquitectos en América Latina.

En el caso de España, el sector sigue arrastrando alguna dificultad y solo el 53% de los profesionales cree que continuará con su empleo en 2018. Sin embargo, esta cifra es un punto superior a la obtenida en la edición anterior.

Respecto a las regiones con mayores oportunidades profesionales, los encuestados siguen situando en primer lugar a Oriente Próximo, seguida de América del Sur, Estados Unidos y Australia, datos que mantienen lo ya expresado en la última edición del barómetro, publicada en 2016.

Estos datos confirman la actualidad más reciente del sector, de acuerdo a las últimas noticias que nos llegan sobre grandes inversiones en dichos territorios: Melbourne acaba de adjudicar un contrato de mantenimiento y mejora de carreteras por más de 1.100 millones de euros;  el gobierno neozelandés modernizará su red ferroviaria con una inversión de 350 millones de euros; Estados Unidos, por su parte, acaba de aprobar la construcción de su primera biorefinería por 180 millones de euros; al igual que Canadá, que recientemente ha aprobado un proyecto de obras de ampliación en una explotación petrolera por cerca de 800 millones de euros.

A nivel sectorial, observamos que para los profesionales de América Latina los sectores que presentan mayores oportunidades de desarrollo son la generación de la energía, la construcción de carreteras y la rehabilitación de edificios, lo cual parece estar en línea con las últimas inversiones realizadas en la Región: Chile acaba de inaugurar la mayor planta fotovoltaica de Latinoamérica, con una potencia instalada de 246 MW y Argentina, por ejemplo, licitará la construcción y mejora de 7.000 kilómetros de carreteras.

Estos últimos resultados son ligeramente dispares de los extraídos a partir de los técnicos españoles cuando se les pregunta por su propio país. En España, el desarrollo laboral se muestra más ligado al futuro de las ciudades. No es de extrañar: el 80% de las urbes españolas ya han invertido entre 10 y 40 millones de euros en tecnología para transformarse en Smart Cities. Así, para los profesionales de la Península Ibérica los sectores en auge del 2018 serán las telecomunicaciones, lo relativo al Medio Ambiente y sostenibilidad y la generación eficiente de energía.

Otro de los aspectos valorados en este estudio es la influencia de la formación de posgrado en el desarrollo profesional del ingeniero y del arquitecto. A nivel global, siguen destacando los másteres (con una valoración de 7,5 sobre 10) frente a los cursos cortos de formación continua (7,0 sobre 10). En cuanto a los contenidos, los profesionales de las infraestructuras y la energía se decantan, de forma clara, por materias relacionadas con la gestión y la dirección (8,1 sobre 10).

En este último aspecto destaca el incremento de la preferencia por contenidos relacionados con la tecnología y el software profesional, respecto a la edición del año pasado (7,9 sobre 10 frente a 7,6 del 2016). Esto acorta distancias respecto a la opción más valorada, lo que evidencia un cambio de tendencia hacia las nuevas tecnologías, cada vez más presentes en nuestro ámbito: BIM, realidad virtual y aumentada, drones, smart cities, etc.

Por último, en cuanto a los hitos que más influencia tendrán en el sector, los profesionales destacan principalmente y a nivel global la presidencia de Donald Trump, seguido del precio del petróleo, las políticas de inversión en infraestructura, las nuevas tecnologías y en España, además, el proceso independentista catalán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *