toggle menu
Noticias

¡Más fruta, más vida!

Cada 3 de mayo, en Centroamérica y República Dominicana celebramos el Día de las Frutas, coincidiendo con el periodo en que se encuentra la mayor variedad de estos alimentos en la región. La producción de frutas y verduras en Centroamérica ha venido en constante crecimiento, logrando ubicarse como el noveno exportador de frutas y verduras en el mundo. Además, la región tienen el puesto 17° en el mercado de exportaciones e importación de frutas de mayor tamaño, según los resultados del Análisis de la competitividad regional del mercado de frutas, elaborado por la Dirección de Inteligencia Económica de la Secretaría de Integración Centroamérica (SIECA).

A pesar de esto, la FAO ha indicado que las dietas saludables son cinco veces más costosas que las dietas que solo satisfacen las necesidades energéticas mediante alimentos amiláceos. Las frutas y verduras representan aproximadamente el 30% del costo total de una dieta saludable, más que los productos de origen animal y las legumbres.

Partiendo de esto, la FAO propone tomar acción frente a los principales retos del sector: en primer lugar, impulsar la transformación de los sistemas alimentarios para proporcionar dietas saludables para todos y satisfacer las necesidades alimentarias de una población en aumento y con nuevos hábitos de consumo. En segundo lugar, trabajar mano a mano con el sector frutícola para lograr sociedades rurales prósperas e inclusivas, que nos permitan reducir la pobreza, el hambre y las desigualdades étnicas, económicas, sociales, territoriales y de género, que aun caracterizan a la región.

En tercer lugar, se necesita incrementar la productividad, disminuir las pérdidas de alimentos, mejorar la gestión poscosecha y la infraestructura logística y de comercialización. Para ello, es necesario transformar la estructura de la cadena de valor creando nuevas oportunidades comerciales y nuevos vínculos con el mercado. Lo que repercutirá en la generación de empleos y promoción de la seguridad alimentaria. En este punto es importante acortar la cadena de suministro desde el productor hasta los consumidores, para mejorar el acceso y, a su vez, la dieta de la población en términos de calidad y nutrición.

Finalmente, es necesario apoyar al sector con insumos de calidad como semillas adaptadas a las exigencias del cambio climático. Eso implica ofrecer fuentes de financiamiento y apoyo en buenas prácticas agrícolas, para lo cual es importante trabajar la articulación entre las políticas intersectoriales y la colaboración entre los distintos sectores, para contribuir a cadenas de valor más sostenibles y sensibles.

Desde la FAO fomentamos y recomendamos el consumo de frutas desde edades tempranas, para poder contribuir así con la formación de hábitos alimentarios saludables, integrando la educación alimentaria y nutricional desde la comunidad, el hogar y las escuelas. Por todos estos motivos, ¡este 3 de mayo, sumémonos en esta celebración! Apoyemos a la fruticultura, a todas y todos los productores y trabajadores que se esfuerzan por mantener esta actividad.

Consumiendo frutas no solo estaremos contribuyendo a nuestra salud, sino también a nuestra economía local y nacional. ¡Por que más fruta, más vida!

Raixa Llauger
Oficial de Agricultura de la FAO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *