toggle menu
ICEFI

Medir la inversión pública en las niñas, niños y adolescentes: un paso vital para promover socialmente la garantía de sus derechos

Desde el 2010, el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) ha dado espacio en Guatemala para el análisis de la inversión pública destinada a la niñez y adolescencia, también conocida por sus siglas como IPNA. Con el transcurrir de los años se ha logrado sistematizar y perfeccionar la metodología de clasificación para la IPNA, tomando los datos a partir del Sistema de Contabilidad Integrado (Sicoin) que forma parte del Sistema Integrado de Administración Financiera (Siaf), el cual es gestionado por el Ministerio de Finanzas Públicas (Minfin). Esta herramienta es de acceso público y permite realizar consultas de los registros financieros de las entidades públicas tanto del gobierno central, como de las entidades autónomas y descentralizadas. En ese ámbito, Guatemala presenta una ventaja, sobre otros países de la región, en cuanto al acceso de información pública de los presupuestos del Gobierno, los que a su vez, se presentan con toda la estructura programática y con la desagregación de todos los clasificadores de gasto público que integra la clasificación presupuestaria nacional. Además, la información se actualiza constantemente, por lo que se pueden obtener datos y analizarlos con respecto a cada mes que transcurre.

De esta cuenta, los datos de la IPNA surgen de las partidas financieras que cada ministerio actualiza en el Sicoin, lo que permite un monitoreo constante de los programas, subprogramas, proyectos y actividades u obras que tienen una finalidad directa de atención a la niñez y adolescencia, es decir que proveen bienes y servicios públicos cuyo destino son dichos grupos etarios. En los últimos años, la clasificación de la IPNA ha permitido analizar el gasto en acciones que atienden la salud de la niñez, la seguridad alimentaria y nutricional, la garantía de su derecho a la educación, la protección social, diversos programas que atienden no solo la prevención de violencia, sino mejores oportunidades educativas y laborales para los adolescentes, entre otros. Se han desarrollado y difundido ampliamente diversos estudios a partir de los datos que provee esta clasificación, los cuales representan un esfuerzo en plantear propuestas para la administración pública, en la mejora de acciones que resuelvan los problemas que afectan a las niñas, niños y adolescentes guatemaltecos.

Las cifras que recoge la IPNA muestran que, en Guatemala, el Gobierno de la Administración Central, ha pasado de invertir Q15,123.3 millones en 2015 a Q21,174.0 millones en 2020, lo que representa un incremento acumulado del 40% en los últimos 5 años y de aproximadamente un aumento anual del 7.0%, situación que más allá de demostrar una mejora en estas inversiones, solo responde al incremento de los presupuestos públicos de cada periodo. Además, la ejecución del presupuesto no alcanza su máximo, quedando en promedio en un 91.1% de ejecución. Estas brechas financieras, entre lo presupuestado y lo efectivamente devengado, han provocado menos disposición de bienes y servicios públicos para cientos o miles de niñas, niños y adolescentes guatemaltecos.

Otros indicadores que se analizan a partir de la IPNA son los relacionados a la economía del país, por ejemplo, al 2020 se estimó que de cada Q100 que se produjeron en la economía guatemalteca, Q3.50 se destinaron la IPNA. Asimismo, de cada Q100 que el Gobierno Central emitió en gastos, Q22.60 se destinaron en atender a la niñez y adolescencia. Es ese mismo sentido, se determinó que la inversión per cápita anual de IPNA, es decir lo que en promedio el Gobierno invierte en cada niña, niño y adolescente del país, ascendió a Q3,221.37, es decir, Q8.83 diarios (USD1.14), monto con el que se debe atender funciones de salud, educación, seguridad, recreación, entre otros servicios que el Estado debería proporcionar a la niñez en garantía de sus derechos.  Con base en estos datos, el Icefi ha promovido amplios espacios de reflexión social desde los cuales, cada vez más, los ciudadanos exigen a los gobernantes y congresistas mayores recursos para la IPNA y mejores resultados.

Sin lugar a duda, la IPNA representa un instrumento que permite analizar cómo el Estado garantiza los derechos de su niñez y adolescencia. Esto lo convierte a su vez, en un mecanismo que puede lograr mejorar la planificación y gestión de las acciones que el Gobierno desarrolla en beneficio de la niñez guatemalteca. El uso que se le puede dar tiene diversos alcances, y es importante destacar que el esfuerzo en esta medición también es responsabilidad de los Gobiernos, con lo cual se espera que otros Estados, incluidos los centroamericanos, se logren sumar a esta dinámica, puesto que representa parte de sus compromisos, en algunos casos, como los del Comité de los Derechos del Niño (CDN) y la Observación General No. 19, sobre la elaboración de presupuestos públicos para hacer efectivos los derechos del niño.

Finalmente, cabe señalar que desde el 2019 el Icefi, con apoyo de Save The Children, implementaron la plataforma virtual del Observatorio de IPNA en Guatemala. Esta herramienta permite realizar la consulta de los datos de la IPNA de forma mensual y a su vez, se puede hacer uso de la información ya que se habilita la descarga de cada tabla, gráfica o mapa que se visualiza. Actualmente, el Observatorio se encuentra en proceso de mejoras y se estará realizando su relanzamiento, para el cual están todas y todos invitados al evento virtual que pronto se estará anunciando.

Pueden consultar datos de la IPNA en: https://icefi.org/ipna

Carlos Gossmann
Economista Investigador del área de Presupuestos públicos y Derechos Humanos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *