toggle menu
Competencia

Desarrollo y competencia: Herramienta útil para el crecimiento salvadoreño

Por: Flor A. Calvo*

El crecimiento y desarrollo económico en El Salvador es un tema relevante e importante para el país: políticas de salud, educación, transporte, seguridad, van enfocadas en procurar un mejor entorno social y económico nacional. Una herramienta con la que ya cuenta El Salvador para potenciar el crecimiento, pero que es poco o nada mencionada, es la aplicación de la Ley de Competencia. Esta ley busca “incrementar la eficiencia económica y el bienestar de los consumidores” a través del combate y erradicación de prácticas como acuerdos entre competidores, abuso de poder de mercado, fusiones entre competidores, las cuales tienen el efecto de dañar la competencia en el mercado y perjudicar a los consumidores.

Pero, ¿Cómo es que la competencia afecta al desarrollo?

La teoría y evidencia empírica, como las investigaciones de Nickell (1996); Aghion (2008) y Buccirossi (2013), indican que la competencia en los mercados genera un incremento en la productividad de las empresas y dentro de los mercados. Esto se debe a que las empresas en mercados muy competitivos, se ven en la necesidad de mejorar constantemente la calidad de sus productos y servicios para atraer clientes e incrementar sus ventas. Lo anterior puede observarse fácilmente en los food courts: cada uno de los competidores, en este caso los restaurantes, ofrecen las mejores promociones posibles para atraer a la mayor cantidad de consumidores posibles.

Otro canal a través del cual la competencia impacta al desarrollo del país, es a través de los precios ofertados dentro de cada mercado. Una mayor competencia dentro de un sector determinado asegura un nivel de precios más bajos. La investigación de Ivaldi (2014) muestra como los precios dentro de mercados en donde existían carteles eran 23% más altos comparados a los niveles de precios previos al establecimiento de dichos acuerdos. Esto implica que una pronta y efectiva detección de carteles asegura que los consumidores no tendrán que pagar sobreprecios por adquirir determinados bienes y servicios.

Por otro lado, Gutmann (2014) analiza el impacto de las leyes de competencia en el crecimiento económico. Su investigación demuestra que la entrada en vigencia de dichas leyes incrementa las tasas de crecimiento para los países que las adoptan. Para el caso específico de los países en desarrollo, este incremento se mira reflejado en el incremento en los niveles de inversiones de origen nacional o extrajera realizadas dentro de dichos países.

Sin embargo, la efectividad de la ley para generar competencia, y por ende crecimiento, no depende únicamente en su entrada en vigencia, sino también, de la efectividad en la aplicación de esta. Lo anterior implica que, debe de existir concordancia entre el trabajo de las autoridades de competencia y el resto de instituciones públicas para asegurar una efectiva sanción y procesamiento de agentes que actúen de forma anticompetitiva. Grego et al, muestran que para el caso especifico de América latina, las políticas de competencia no son suficientes para generar un crecimiento sostenible, sino que necesitan de una fuerte y efectivo procesamiento y aplicación de la ley para generar los resultados esperados.

A pesar de las limitantes, la ley de competencia y su aplicación, es una opción viable para fomentar el crecimiento y desarrollo en El Salvador. Su relevancia e inclusión en las políticas públicas debe ser una prioridad pues es una herramienta que genera efectos multiplicadores al incrementar la productividad, el crecimiento y la inversión local. Ejemplos como el de Sudáfrica, en donde la competencia está al centro de sus políticas, muestran como la introducción y fortalecimiento de la competencia a nivel nacional impulsa el crecimiento económico y genera un mayor bienestar. Efectivamente, nuestro país cuenta ya con una herramienta muy importante, la cual podría impulsar aun más nuestra economía si se le presta la atención que merece.

  • Los comentarios en este artículo expresan la opinión del autor –

  • La autora es licenciada en Economía y Máster en Economía Internacional y Desarrollo Económico, con especialización en evaluación de impacto. Ha trabajado como analista e investigadora para organizaciones internacionales como FSD y 3ie. Actualmente funge como Técnico Económico en la Intendencia de Investigaciones de la Superintendencia de Competencia de El Salvador.

Art. 1, Ley de Competencia de El Salvador

Nickell, S. (1996). Competition and Corporate Performance. Journal of Political Economy 104(4), 724-746.

Aghion, P., Braum, M., & Fedderke, J. (2008). Competition and Productivity Growth in South Africa. Economics of Transition, 16(4), 741-768.

Buccirossi, P., Ciari, L., Duso, T., Spagnolo, G., & Vitale, C. (2013). Competition Policy and Productivity Growth: An Empirical Assessment. Review of Economics and Statistics, 95(4), 1324-1336.

Ivaldi, M., Khimich, A., & Jenny, F. (2014). Measuring the Economic Effects of Cartels in Developing Countries.

Gutmann, J., Voigt, S. (2014). Lending a Hand to the Invisible Hand? Assessing the Effects of Newly Enacted Competition Laws.

Greco, E., Petrecolla, D., Romero, C., & Martinez, J. Competition Policy and Growth: Evidence from Latin America.

Myburgh, A. (2013). Development, Politics, Competition and Bread: Lessons From South Africa. Private Sector Development. World Bank blog.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *