toggle menu
Comercio

¿Hacia dónde vas MIPYME?

Cada vez que aparece un desarrollo tecnológico disruptivo se habla de nueva economía. La nueva economía de hace años era la digital, pero eso es ya historia. Hay que poner al día ese concepto, la forma en que evolucionará y cómo las MIPYMES deben prepararse para aprovecharlo.

Clásicamente, la nueva economía se definía como la evolución desde una economía basada principalmente en la fabricación y la industria, hacia una economía basada en el conocimiento y los servicios. Aún es actual una parte de la definición, pero en un mundo en el que todo lo robotizable tiende a ser robotizado y lo que no parece robotizable tiende a serlo en algún punto, la cuestión ya no es sólo tecnológica, sino también sociológica.

En ese futuro, más cercano de lo que se cree, en el que las máquinas asumirán una inmensa cantidad de las actividades, incluso de servicios y similares que hoy realizan los humanos, lo más probable es que las sociedades evolucionen hacia modelos de empleo con una dedicación de los humanos muy limitada.Es decir, con mucho tiempo libre y con un sistema de reparto de rentas que aún no está claro.Lo que sí está claro es que los bienes y servicios que produzcan las máquinas necesitan ser comprados por entes con capacidad de pago. Por esa razón, las sociedades desarrollarán sistemas de reparto de las rentas, que harán a los humanos ociosos y solventes.

Si en ese proceso no aparece un evento rompedor (que aún se nos escapa), los humanos ociosos y solventes tendrán una demanda masiva de servicios de ocio, uno de los cuales, previsiblemente, será el turismo.

La “nueva economía” será por lo tanto, más allá del conocimiento y los servicios clásicos, una economía del ocio. Sugiero que reflexionemos qué es lo que se puede hacer hoy para que las MIPYMES centroamericanas se vayan preparando para ser un actor de éxito en esa nueva economía, sin dejar de comer mañana y sin olvidar que la aceleración del cambio tecnológico construye sobre lo que ya existe, por lo que la región SICA tendrá dificultades para salvar la brecha entre los países que producen y explotan la tecnología y aquellos que deben comprar los resultados de aplicarla.

Si consideramos que una parte importante de los humanos de las sociedades que dispondrán en breve de suficiente tecnología productiva viven en climas fríos o en grandes urbes, es de esperar que una parte importante de la demanda de servicios de turismo se dirija a zonas rurales de clima cálido y con una naturaleza lo más exuberante posible. ¡En la Región SICA tenemos eso!

La cuestión es cómo impulsar desde ahora un desarrollo de oferta turística que ofrezca valor hoy, pero que se vaya perfilando para la demanda inmensa que se avecina.

En cualquier caso, lo primero sería identificar el turismo como una actividad estratégica en el desarrollo de las regiones, buscando los elementos que enriquecen esa actividad.Pues no olvidemos que lo que vende el turismo no es dónde dormir o dónde comer, sino sensaciones. El turismo, especialmente el del futuro debe ofrecer al cliente el sentimiento de algo especial y precisa de conocimiento, capacidades y tecnología. Deberíamos promover emprendimientos dinámicos, basados en la innovación y el conocimiento, replicables y escalables para el sector turismo.

Una consideración pertinente es si nos podemos permitir ahora dedicar tiempo a este tipo de reflexiones ¡con todo lo que hay que hacer! Pero más pertinente sería preguntarse si nos podemos permitir el lujo de NO hacernos ese tipo de reflexiones y seguir adelante, ignorando el escenario en el que se va a desarrollar el futuro inmediato de las MIPYMES y las oportunidades de desarrollo que yacen escondidas en ese futuro. ¿Podemos desarrollar estrategias y políticas para las MIPYMES mirando solamente el retrovisor? ¿O deberíamos mirar hacia adelante, para anticipar el escenario en el que las MIPYMES se van a desarrollar a medio plazo?

Y si queremos poner plazos a ese cambio de escenario, sugiero recordar que el cambio tecnológico ha adquirido una aceleración tal que lo que antes tomaba un siglo (la era industrial) hoy se liquida en meses.


Ramón Tejeiro
Jefe de Asistencia Técnica Internacional 
Programa Regional UE-CENPROMYPE: Apoyo al Desarrollo del Sector Privado en Centroamérica (ADESEP)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *