toggle menu
GCS Internacional
Comercio

Inclusión financiera: Un tema prioritario

La inclusión financiera vota porque individuos y empresas tengan acceso a una amplia gama de servicios financieros. No por gusto el tema ocupa un espacio cada vez más prioritario en las agendas políticas, convirtiéndose en parte fundamental del proceso de inclusión social. Un ejemplo concreto de esto es la reciente aprobación por primera vez en México de una Política Nacional de Inclusión Financiera. Sin lugar a dudas, el tema es trascendental y una constante en la agenda de desarrollo económico en más de 60 países.

La falta de servicios bancarios está vinculada con el nivel de ingresos: el 20 % de los adultos más ricos de los países en desarrollo tiene el doble de probabilidades de poseer una cuenta formal que el 20 % más necesitados. Sin embargo, si bien los más necesitados no tienen el mismo acceso a productos financieros que los individuos con niveles más altos de ingresos, su necesidad de contar con servicios financieros podría ser incluso mayor.

A la hora de ubicar la posición de los países de la región en el tema de inclusión financiera, el reporte 2016 del BBVA ha dado el primer puesto a Brasil, seguido por Chile, Colombia, Costa Rica, Uruguay, Ecuador, Venezuela, Perú, Argentina y República Dominicana. Para determinar los niveles de inclusión financiera que alcanzan los países analizados, el estudio tomó en cuenta el uso de los productos financieros de los que dispone la gente, el acceso que brinda el sistema como puntos de atención y las barreras que los consumidores perciben, como la confianza, distancia y documentación.

Pero la relevancia dada al tema no es algo nuevo. La inclusión financiera ya era un tema vital en el 2009, cuando el Grupo de los Veinte (G20) destacaba la importancia del tema en la Cumbre de Pittsburgh y más tarde, en el 2011, en la Declaración Maya, se dejaba constancia de una serie de compromisos en este sentido. Por su parte, la nueva Agenda 2030 para el desarrollo sostenible de las Naciones Unidas (ODS) ofrece un trato preferencial a lo relacionado al tópico inclusión financiera.
Durante los últimos tres años ha habido un gran progreso en cuanto a la profundización de la inclusión financiera en América Latina y el Caribe (LAC). Sin embargo, aproximadamente la mitad de todos los adultos de LAC siguen no bancarizados, oscilando desde más del 80% en Haití y Nicaragua, a menos del 35% en Brasil, Jamaica y Costa Rica.

Por su parte, GCS International ha dado pasos importantes en el tema en República Dominicana con el procesamiento de una red de subagentes que incluye cinco de los principales bancos dominicanos, así como el desarrollo de billeteras móviles para las dos telefónicas más grandes del país, Orange y Claro.

Actualmente la red de subagentes operada por GCS International tiene 980 comercios activos y está experimentando un crecimiento promedio en cantidad de transacciones de dos cifras porcentuales. A esto hay que agregar la presencia en todas las provincias del país y un crecimiento promedio de la cobertura de un 74% desde el inicio de las operaciones de la red.

Sin duda alguna, la democratización de la banca es y seguirá siendo una prioridad para gobiernos y entidades.


Vocero: Manuel Alejandro Grullón
Presidente Ejecutivo GCS International

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *